Cuida tu piel de manera natural… y ¡casera!

Ya sabes que soy una gran defensora del vivir desde lo natural para cuidarnos por dentro y por fuera. Por eso, y aprovechando estas semanas que estamos viviendo en casa, te propongo algunos consejos naturales para mantener la piel limpia.

Puede que sea repetitiva, pero algo en lo que siempre insisto es en el cuidado de la piel ya que se trata de un órgano drenante, es decir, un órgano que depura el organismo a través de sus poros. De ahí que haya que mantener un hábito de limpieza natural para eliminar células muertas y permitir que la piel respire y elimine tóxicos sin problemas.

No necesitamos grandes tratamientos y cremas para crear una rutina de belleza que te cuide y te mime. Basta con algunos alimentos que tienes en casa es suficiente como comprobarás con las rutinas de belleza natural que encontrarás en este post y que harán que tu piel luzca bonita y luminosa.

Antes de descubrirte mis recetas ‘mágicas’, me gustaría explicarte los pasos que hay que seguir para tener una buena rutina de limpieza diaria. Una rutina que hay que realizar dos veces al día: una antes de dormir, te maquilles o no, y al despertar ya que el organismo sigue trabajando mientras duermes y eso hace que la piel transpire impurezas durante la noche.

TRES SIMPLES PASOS PARA UNA RUTINA DE LIMPIEZA DIARIA

  • Primer paso: Limpiar la piel con una leche limpiadora para eliminar el maquillaje y las impurezas.
  • Segundo paso: Utilizar un tónico facial, que puede ser un hidrolato o agua floral. Este paso aportar agua a la piel y equilibra el PH de la piel tras limpiarla.
  • Tercer paso: Hidratar o nutrir dependiendo el tipo de piel y la estación del año, ya que en invierno es mejor nutrir y en verano hidratar.
Exfoliantes: Se debe realizar una vez a la semana para eliminar las células muertas. Las células se renuevan cada 28 día, pero cada día se regeneran y por eso es necesario exfoliar una vez a la semana. Se recomienda, siempre que sea posible, realizar una exfoliación más profunda cada 28 días o una vez al mes.

Mascarillas: Es recomendable dedicarnos un tiempo semanal para aplicarnos una buena mascarilla natural… ¡con ingredientes que seguro que tienes en tu cocina!

Y ahora sí, RECETAS EXFOLIANTES NATURALES

Aquí van algunas maravillosas recetas naturales caseras que rejuvenecerán tu piel y la dejarán con un brillo saludable.

Mascarilla de avena y miel (para todas las pieles)

La avena funciona muy bien para todas las pieles y tiene un gran poder antiinflamatorio. La piel, por su parte, ayuda a retener la humedad y es un gran antibacteriano.

¿Qué necesitas?

  • 1 cuchara sopera rasa de avena
  • 1 cuchara de postre de miel
  • Leche de almendras o una infusión de manzanilla, rosas, lavanda 2 cucharadas.

 

Mezclas los ingredientes hasta que la consistencia de la pasta no sea muy líquida y, una vez conseguida, la aplicas sobre la piel y trabajas desde el cuello hasta la frente con movimientos circulares ascendentes durante un minuto o un minuto y medio. Después, aclara con agua tibia y aplicar un tónico a toques y tu crema habitual.

Mascarilla exfoliante de fresa (para pieles grasas)

Las fresas poseen grandes propiedades astringentes y ayudan a limpiar la piel grasa sin irritarla.

¿Qué necesitas?

  • ½ cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de miel
  • Media taza de fresas, es equivalente a 6 u 8 fresas

 

Mezcla y tritura todos los ingredientes y aplica en la piel. Aprovecha para darte un masaje durante un minuto con movimientos circulares y ascendentes. Deja actuar durante 10 minutos y retira con agua tibia. A continuación, utiliza un tónico y tu crema habitual.

Mascarilla exfoliante de rosas (pieles mixtas)

Los pétalos de rosas contienen ingredientes naturales tanto para pieles secas como para pieles grasas, por esta razón es un excelente tratamiento para mantener el equilibrio de las pieles mixtas. El yogur, además, ayuda a atenuar las manchas de la piel.

¿Qué necesitas?

  • 1 rosa natural (que no haya sido fumigada con insecticidas o fungicidas). Puedes comprar rosas en el herbolario.
  • 1 cucharada de agua de rosas.
  • 1 cucharada de yogur natural sin azúcar.
  • 1 cucharada de miel

 

Si la rosa es fresca lava con agua sus pétalos. Pon los pétalos en remojo en un poquito de agua durante 10 minutos y al retirarlos, los trituras añadiendo el agua de rosas, la miel y el yogur. Mezclas todos los ingredientes y aplicas el resultado sobre tu piel. De nuevo, aprovecha la ocasión para darte un masaje durante un minuto antes de dejarla actuar durante 10 minutos.

Como siempre, retira la mascarilla con abundante agua tibia y protege tu piel con un tónico y tu crema habitual. Espero que disfrutes de la propuesta que más se adapte a tu tipo de piel y te cuides como te mereces.

Si tienes cualquier duda o quieres compartir tu experiencia, te leo en los comentarios.

Te abrazo con cariño,

Sandra.-

No Comments

Post A Comment