Vivir desde lo natural

Esta frase hace tiempo que forma parte de mi filosofía de vida. VIVIR DESDE LO NATURAL. Tan sencillo, pero tan complicado a veces en el mundo en el que vivimos.

Estos días de excepcionalidad y confinamiento que en mayor o menos medida estamos compartiendo a nivel mundial han hecho que piense mucho en el sentido que tiene para mí el vivir desde lo natural y en la vuelta a eso que llamamos ‘normalidad’.

Es aquí donde quiero compartir mi reflexión y hacerte una pregunta. ¿Volverás de la misma manera a tu vida normal?

Como te decía, hace mucho tiempo que intento vivir de manera sencilla, contribuyendo con la naturaleza desde una manera de entender mi trabajo basada en productos y terapias totalmente naturales y no agresivas ni contigo ni con la naturaleza. Del mismo modo, procuro vivir en mi hogar y en mi día a día.

Vivir desde lo natural… y lo realmente necesario

Estos días en los que todos estamos en casa y vivimos con lo necesario –alimentación, orden, rutinas en casa y hablar y tener contacto con nuestros seres queridos-, me he dado cuenta y puede que tú también, de todos los recursos naturales que tenemos en casa para cubrir nuestras necesidades sin caer en ese consumismo desbordado que nos invita a comprar algo específico para cada una de nuestras necesidades.

Te pongo un ejemplo. Hay ingredientes en tu cocina que también te pueden servir como desinfectantes de superficies o para hacerte una mascarilla de autocuidado, alimentando tu piel de forma sana y saludable. Saber que tienes en tu mano todas estas posibilidades te hace ser más consciente de que no necesitas gastar en productos que químicamente afectan tanto a tu salud como a la del planeta.

Vivir desde el disfrute de las pequeñas cosas

Pero vivir desde lo natural para mí también está en el disfrute. En disfrutar del momento en el que te preparas la comida, cuando miras una película o cuando tienes un llamada de amigos o familiares. Disfrutar también cuando haces de una maceta tu propio huerto en el que plantar tomates o plantas aromáticas.

Disfrutar de las cosas, especialmente de las pequeñas, te hace sentir de una manera diferente. Sin darte cuenta, tu corazón lo vive desde el amor y eso genera una sensación de bienestar y felicidad que nos ayuda a vivir desde lo esencial y a valorar lo realmente importante.

Vivir en el ahora

En esta filosofía del vivir desde lo natural también implica vivir el ahora y planificar, como mucho, el día de mañana en tu agenda para tener una estructura con la que organizar tus tiempos y así saber cuándo o en qué momento del día te dedicas a cuidarte.

Marcarse objetivos son importantes y necesarios, pero la situación por la que estamos pasando nos enseña que hacerlo a muy largo plazo no sirve de mucho porque pueden pasar tantas cosas… Personalmente, creo que eso hace que cada vez vivamos más en el futuro y menos en el presente. No sé si esto podría incluirse o no en el concepto de vivir desde lo natural, pero para mí forma parte de una manera de entender la vida mucho más sencilla y lenta.

Sencilla, lenta y natural para crear consciencia y simplificar nuestra manera de vivir en el mundo. Nuestra vida y la del medio ambiente mejorarían si esta crisis mundial nos hace reflexionar con cómo queremos que sea esa vuelta a la ‘normalidad’.

Sé que puede parecer una misión complicada, pero realmente creo que podemos vivir de una manera más fácil y sencilla. Se puede empezar por pequeños cambios como los que en este artículo te propongo. Llevamos más de un mes viviendo con lo más esencial, ¿por qué no intentar sacar algo bueno de ello?

Vivir desde lo natural es mi filosofía de vida tanto a nivel personal como profesional. Y la comparto contigo porque a mí me ayuda a crear un estado de armonía y bienestar diario que quiero para ti y para todas las mujeres que formáis parte de la comunidad de Naturaleza Esencial. Por eso, si vivir desde lo natural te inspira y quieres compartir tus ideas, me encantaría leerte en los comentarios.

Un abrazo con cariño,

Sandra.

No Comments

Post A Comment