Aromaterapia para el estrés post confinamiento

Hace tiempo que no me pasaba por aquí. El tramo final del confinamiento y la desescalada han hecho que estas semanas estuviera centrada en volver a abrir la consulta de Naturaleza Esencial, implementar protocolos de seguridad, reactivarme…

En estas semanas en consulta he observado que la aromaterapia tiene mucha importancia y presencia en los tratamientos que aplico a mis clientas. Y que, además, muchos de los aceites esenciales que aparecen cuando les realizo un test de kinesiología se repiten. Casi todas tenemos las mismas necesidades tras estos meses de confinamiento.

Por eso, me gustaría compartir con todas vosotras los aceites esenciales que más han salido en consulta para que podáis tener herramientas para trabajar vuestro bienestar. Recordad, eso sí, que los aceites esenciales pueden tener contraindicaciones y que es mucho mejor acercarse a la aromaterapia de la mano de una especialista.

Naturaleza_Esencial_Mis_Productos

Dicho esto, aquí están los AE más habituales para tratar el estrés post confinamiento:

Mandarina (Citrus reticulata): Su olor te invita a vivir el presente de una manera alegre y facilita la comunicación y la apertura.

Bergamota (citrus begamia): Calma y relaja en caso de estrés, angustia, irritabilidad… Aporta buen humor y optimismo, libera la mente de pensamientos negativos.

Cedro del himalaya (cedrus deodara): Ayuda a relajar el sistema nervioso, aporta confianza y fuerza interior.

Lavanda (lavándula angustifolia): Para estrés, insomnio, angustia, depresión. Su aroma calma, relaja, aporta equilibrio y estabilidad emocional.

Mejorana (origanum majorana): Tristeza, nerviosismo, preocupaciones Su aroma ayuda a liberar pensamientos negativos.

Naranjo amargo (citrus aurantium): Estrés, ansiedad, nerviosismo, insomnio. Tranquiliza el corazón ante la soledad que puedas haber vivido.

Verbena exótica (litsea citrata): Miedos, fobias, pesimismo, falta de alegría. Facilita la apertura y la comunicación, reconforta y aporta alegría, creando armonía interior.

Ylang-ylang (cananga odorata): Calmante, sedante y relajante del sistema nervioso. Ayuda a liberar emociones negativas generadas por la ansiedad.

Algunos de estos aceites esenciales los encontraréis más detallados en el ebook gratuito que he preparado para todas las mujeres que se suscriban a la newsletter de Naturaleza Esencial.

Como siempre, no dudéis en compartir vuestras experiencias con los AE o vuestras dudas. ¡Os leo en los comentarios!

No Comments

Post A Comment