arquetipos femeninos

Arquetipos femeninos

¿Qué son los arquetipos femeninos?

Puede decirse que son todas aquellas imágenes que se asocian a emociones y energías ancestrales autónomas. Además, se heredan de generación en generación y, por ende, acaban formando el inconsciente colectivo.

Es decir, se trata de ideas y modelos presentes en la mente de todas las personas. Responden a construcciones mentales de gran antigüedad que se han ido pasando de padres y madres a hijos y a hijas. Han conformado, finalmente, el inconsciente grupal. De esta manera, tú misma tienes en tu interior marcadas estas imágenes.

Uno de los aspectos esenciales en torno a los cuales se construye la feminidad, incluida la tuya, es el de los arquetipos femeninos. Aunque muy desconocidos en ocasiones, son pieza fundamental de la identidad de género, pues ayudan a construir los modelos de conducta y belleza que, a día de hoy, marcan tus gustos y tendencias. Marcan una serie de diferencias entre unas y otras. También son indicativos de la dirección en la que se desarrolla cada persona.
Así, de entre los distintos tipos existentes, podemos hablar de los siguientes:
• Self: Se trata del objetivo total del desarrollo personal. Son los arquetipos que reúnen la totalidad.
• Ego: El que creemos que nos constituye y nos identifica.
• Sombra: La verdadera identidad propia, que ocultamos y reprimimos voluntaria o involuntariamente.
• Animus: El aspecto masculino interior de la mujer.
• Anima: El aspecto femenino en el interior del hombre.
Pues bien, dentro de los arquetipos self se encuentran los femeninos, y esos son los que te tienen que interesar, pues acaban determinando tus deseos y sentimientos.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE CONOCERLOS?

La idea de este concepto se relaciona muy estrechamente con la construcción de la identidad femenina a lo largo de los diferentes estadios de desarrollo personal. Así, tan solo mediante un verdadero conocimiento profundo de tales arquetipos puedes llegar a comprender cómo funciona la manera en la que percibes e interpretas lo que te ocurre.

Desde este punto de vista, ignorar el verdadero significado que se oculta tras estas imágenes da lugar a los llamados complejos. La persona no entiende cómo ha de actuar, pues su inconsciente tiene plasmado un modelo de conducta que no está conduciendo verdaderamente su comportamiento.

¿Alguna vez te has sentido tú misma así?

De todo lo dicho hasta ahora se deriva que la importancia de conocer estos modelos de conducta e identidad femeninos radica en reconectar con la auténtica esencia oculta dentro de ti. Es decir, tan solo si conoces los modelos femeninos existentes y te reconoces en alguno de ellos, podrás redescubrir a tu nuevo yo. Todos los problemas de dificultad para actuar conforme a tus deseos y ambiciones verdaderos, que causaban un grave desequilibrio en tu interior, terminan desapareciendo.
En conclusión, constituyen una figura de autoconocimiento verdaderamente importante que, con total seguridad, debes conocer en profundidad. Su estudio te ayuda a construir tu propia identidad conforme a la herencia ancestral del inconsciente colectivo. Esto te evita los problemas de incoherencia entre los actos y los verdaderos deseos.
En Naturaleza esencial trabajamos la reconexión con la mujer y el autoconocimiento. ¡Te espero para trabajar juntas!